noviembre 27, 2016

LA QUIETUD DEL CAMBIO

0 comentarios
Para Vicky Mateos


Hay cajas apiladas en el sótano
llenas de sal y heridas
cauterizándose,
a merced del ansia de partir cada precinto
y encontrar su lugar en otras manos
bajo un cielo distinto.

Todas ellas esperan con paciencia forzosa,
acomodándose al peso de los días que faltan
para abrir el deseo de quedarme contigo
y despertar enredada a ti cada mañana,
declarando la guerra a este amor de rodillas
o rindiéndome a ti mientras ganamos juntas.

Hay otras cajas en el mismo sótano
con infinitas formas de decírtelo,
pero las que llegan más arriba,
las que están saturadas
de impaciencia
son las que sólo quieren demostrártelo.




Nuria Barea
la [nueva] libreta azul

Si tienes algo que decir, dilo.

Se aceptan quejas, reclamaciones y críticas constructivas. Tarjetas, no.